Op-Eds

La Prensa de San Antonio: La frontera y la seguridad nacional

SAN ANTONIO, March 8, 2015
Esta semana, después de toda la política entre los partidos en el Congreso, mis compañeros en la Cámara de Representantes se reunieron para votar y pasar un proyecto de ley de asignaciones para el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), evitando el cierre parcial de esta agencia tan importante.

Al pasar este proyecto para financiar el DHS, aseguramos que esta agencia siga trabajando para protegernos contra amenazas del terrorismo de todas partes del mundo.

La realidad es que vivimos en un mundo donde las amenazas a nuestra gente se presentan diariamente, y es totalmente increíble e inaceptable que nuestros representantes en Washington estaban dispuestos a no asignar todos los fondos necesarios para mantener el DHS para el año fiscal 2015. Todo el problema se hizo solo porque los republicanos querían mostrar una declaración de política en contra de los principios de inmigración hecho por el presidente Obama.

Sin pasar este proyecto, 30 mil funcionarios del DHS, consistentes en hombres y mujeres que arriesgan sus vidas para la seguridad de nuestra nación, hubieran sido afectados en el aspecto de que no les hubieran pagado por varias semanas. También se puso en peligro perder $65 mil en fondos para la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias para estados como Texas.

Ahora, el DHS puede continuar su trabajo protegiendo a nuestro país, y los funcionarios pueden continuar sus labores sin miedo de que les suspendan su pago.

Dentro de este proyecto de ley de asignaciones para el DHS se incluye una enmienda mía, la cual es sumamente importante para los texanos que viven en la frontera y la gente que cruza de México a Estados Unidos.

Cada día, Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) procesan más de un millón de pasajeros que cruzan a Estados Unidos por medio de nuestros puentes internacionales para venir de compras a ciudades como San Antonio. La inversión que nos proporcionan los turistas da un impulso muy significativo a nuestra economía local.

Aquí en el sur de Texas dependemos de turistas y visitantes a nuestras ciudades para mantener fuerte y competitiva nuestras economías. Muchas de estas personas también vienen en a visitar a sus familias y seres queridos que viven en “el otro lado.”

Por esa razón, tenemos que asegurar el trato respetuoso y profesional para las personas que cruzan legalmente nuestras fronteras.

Propuse la legislación en el Proyecto de Ley de Asignaciones del Departamento de Seguridad Nacional de 2015, la cual requiere que el Comisario de Aduanas y Protección Fronteriza revise los manuales de entrenamiento, cursos y prácticas para reportar incidentes adentro de la agencia.

El enfoque de esta legislación es para asegurar que los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza interactúen de manera respetuosa con las personas que cruzan la frontera internacional. Además,  la enmienda pide que esta agencia reporte los resultados de esta iniciativa al Comité de la Cámara de Representantes de Estados Unidos dentro de 60 días.

El 18 de febrero de este año, los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) y un servidor anunciamos una nueva iniciativa que tiene por meta mejorar el profesionalismo, respeto, integridad, diversidad y excelencia (llamado la iniciativa PRIDE por sus siglas en inglés) entre los oficiales de CBP y su interacción con el público en los puertos de entrada localizados en la frontera internacional en el sur de Texas.

La nueva iniciativa PRIDE con CBP es parte de la legislación propuesta para mejorar el servicio de atención al cliente adentro del gobierno federal de los Estados Unidos.

Nuevos “supervisores de servicio profesional” adentro de CBP escucharán las quejas y también los cumplidos del público y las personas que interactúan con los oficiales de la CBP en los puertos internacionales en el sur de Texas.

La verdad es que la mayoría de las personas que cruzan nuestros puentes internacionales diariamente vienen a trabajar, a asistir a las escuelas y a invertir en nuestra economía. Yo quiero que todos los que cruzan de México se sientan a gusto en Texas para que nuestras comunidades sigan creciendo y prosperando.

Nos encontramos muy afortunados por vivir en una región binacional. Espero que podamos trabajar juntos para el bien de nuestras comunidades no solo en la frontera, sino en todo el estado.

Sigamos apoyando a los oficiales de CBP en su trabajo importante de cuidar y vigilar nuestra frontera. Pero también necesitamos dar prioridad para que toda persona que cruce la frontera reciba un trato justo, respetuoso y digno como se merece.

 

http://www.laprensasa.com/1828_opinions-amp-editorials/2987646_la-frontera-y-la-seguridad-nacional.html